PRUEBAS DE LABORATORIO

LAMINACIONES

Procedimiento para evaluar el grado de fricción que existe entre estructuras flexibles o la fricción entre una estructura flexible y el metal de las máquinas llenadoras, característica esencial en el desempeño de una estructura durante el proceso de llenado y sellado.

Procedimiento que permite medir la fuerza con la que pueden separarse las diferentes capas de una estructura flexible, evitando que se presente una deslaminación de capas durante su procesamiento en el llenado o posterior durante su distribución y comercialización

Cuando una estructura flexible es colocada en una máquina de llenado resulta esencial controlar aspectos como perdida de registro en la impresión, ruptura del material, etc. y esta característica se controla a partir de la resistencia del mismo a la elongación.

Una prueba complementaria a la anterior es la prueba de resistencia a la tensión del material, la cual mide la fuerza requerida hasta que un material al ser elongado se rompe o se fractura.

Existen materiales que una vez que sufren algún corte en la orilla del mismo, este corte se propaga a través de la estructura, esta resistencia se le conoce como fuerza de rasgado y se obtiene rasgando un material al cual se le ha realizado un pre corte inicial.

Cuando se intenta abrir un envase flexible se debe aplicar una cierta fuerza para desprender los elementos del sello, esta fuerza puede ser medida con el fin de poder especificar la misma en la especificación del producto con el fin de evitar que el consumidor se enfrente a un envase difícil de abrir.

Una característica importante de algunas aplicaciones de estructuras flexibles es la resistencia a que la estructura se perfore por efecto de elementos externos o internos del producto, ya que de suceder una perforación, el producto podría sufrir daños o descomposición. Este procedimiento permite medir la fuerza con la que la estructura se perfora con un elemento de punta.

Para cualquier material la determinación de dimensiones es fundamental, ya sea que se trate de dimensiones como las de una caja de cartón, una etiqueta, una caja plegadiza o las dimensiones de una cuerda de una corona de un envase de plástico o de vidrio.

Para muchos materiales resulta fundamental el conocer el peso ya sea del material mismo, como el caso de un envase, o el peso de su estructura en el caso de una laminación, o un cartón corrugado donde resulta importante conocer el peso individual de los diferentes componentes como liners y médium.

Las variaciones de color en los diferentes materiales de envase impresos pueden ser controlados a partir de la lectura de los colores por medio del equipo digital adecuado, que permite lecturas de RGB (rojo, verde y azul) o de SHL (saturación, tono y luminosidad), obteniendo un valor confiable y numérico de control.

La Transmitancia es la cantidad de luz que pasa a través de un material, luz que puede estar en la frecuencia de la luz visible o del espectro ultravioleta, siendo importante su control ya que para varios productos esta cantidad de luz puede afectar sus propiedades, como color y oxidación del mismo. Por lo anterior es conveniente determinar y controlar esta variable.

Una forma comúnmente utilizada para el control de impresiones ha sido la utilización de la guía de colores Pantone, que permite el comparar los colores previamente definidos para los materiales impresos contra los colores de la guía y de esta forma verificar que los colores solicitados están de acuerdo al estándar.

Un material flexible impreso que será controlado durante su formación, llenado y sellado por medio de una foto celda, debe tener una especificación exacta de su separación y la tolerancia que puede tener en un número determinado de repeticiones, ya que de lo contrario el material tenderá a desfasarse en los equipos, obteniendo una falta de registro y un inadecuado sello de los sobres.

Cuando un rollo de material flexible no ha sido adecuadamente embobinado tenderá a moverse el corazón de la bobina, quedando los efectos conocidos como escalonado, donde el perfil de la bobina presenta un efecto como escalones de la orilla de la bobina a su centro, o cuando la bobina ha quedado sin presión adecuada o floja, entonces se presenta el telescopeado, donde sencillamente el centro o corazón de la bobina se desplaza a un lado.

Un sobre que ha sido sellado podría presentar fallas de sello y por lo tanto presencia de fugas, que pueden resultar críticas sobre todo si el producto es sensible al oxígeno, esta prueba permite determinar si el sello realizado presenta este tipo de fugas e incluso a que presión podrían presentarse.

Cuando una bobina de material flexible ha tenido un embobinado deficiente presenta una mayor tensión de un lado que de otro, provocando que durante el proceso de formado, llenado y sellado, esta diferencia de tensión de embobinado haga que el material se desfase y se requiera de continuos ajustes del equipo, este procedimiento permite determinar el porcentaje de diferencia en la tensión de embobinado.

Al igual que en los cartones, en las estructuras flexibles puede determinarse la fuerza que ofrece un material a su doblez, esta es una característica importante que debe plasmarse en una especificación ya que al momento de presentarse una variación el material podría generar bajas de eficiencia en las líneas de llenado.

En el caso de algunas estructuras flexibles, durante su operación en la máquinas de llenado y formado, éstas son dobladas envolviendo el producto, como es el caso de una envoltura para un pastilla de caramelo, si el material tiene mucha memoria inmediatamente después del doblez el material regresará a su estado original provocando un problema y baja de eficiencia, es por esta razón que este procedimiento permite determinar el nivel de memoria que tiene un material flexible una vez que ha sido doblado.

Este método de ensayo está diseñado para ser utilizado como un medio para medir la contención de carga de las películas stretch, evaluando su desempeño y la fuerza de contención que ofrece el patrón específico de aplicación sobre la carga o pallet. La correcta aplicación de película stretch asegura la carga, confiere seguridad y minimiza la transmisibilidad de la vibración durante la transportación.

Cuando un envase flexible no es hermético, se presenta el intercambio gaseoso y de humedad y ésto puede provocar deterioro del producto envasado debido a oxidaciones, pérdida de gas inerte o incremento de actividad acuosa del producto al hidratarse.

El conocer la presión a la cual el envase se abrirá es fundamental para garantizar que durante la operación de distribución de la mercancía, esta no sufrirá ningún daño por cambios de presión atmosférica, en caso de que el sello no tenga la resistencia a la presión requerida, se podrá cambiar los componentes de sello para incrementar la resistencia del mismo.

Cuando un envase flexible es trasladado de una región geográficamente alta a una de menor altitud (llegando a nivel del mar), si el envase ha sido cerrado en forma hermética, esto provocará un colapsamiento en el envase.

El procedimiento con el equipo Sutherland consiste en friccionar el mismo material, colocando uno de ellos en una placa horizontal y el otro en un cuerpo con un peso determinado, uno sobre el otro, el equipo desplazará el peso sobre el material en la placa, frotándolo o friccionándolo, de esta manera se puede determinar si después de n ciclos de frotamiento el material sufre algún daño o maltrato.

Esta prueba consiste en medir la energía que provoca que una película plástica sea perforada en condiciones específicas de impacto de un dardo en caída libre. La energía es expresada en términos de peso (masa) del dardo cayendo a una altura específica.

En algunas ocasiones cuando el material a analizar es de poco grosor resulta difícil obtener un resultado exacto al ser tomados con instrumentos como micrómetro o vernier, ya que la presión ejercida por el usuario sobre el instrumento podría tener influencia en el resultado de la medición. Por ello se recomieda la utilización de instrumentos en los que la presión ejercida no tenga una influencia directa a los resultados de la medición.

Los materiales de envase tienen como propiedad de cada uno de ellos la capacidad de permitir el paso de luz a través de ellos, a esta característica se le conoce como Transmitancia, que es la cantidad de luz medida en porcentaje que el material permite que pase a través de él. Se realiza comúnmente en estructuras flexibles, así como en envases rígidos de plástico y vidrio.

Esta prueba permite determinar la resistencia o adherencia de las tintas en un sustrato determinado, a partir de ruedas abrasivas y bajo un peso determinado.

Esta prueba considera la posibilidad de ajustar las variables de sello como son; tiempo de sellado, presión de sello y temperatura de sellado. La primera variable se determina de acuerdo a la velocidad del equipo de llenado. El objetivo es poder ajustar los equipos de sellado correctamente para evitar que los envases presenten algún problema de fuga o mal sellado.

Este procedimiento resulta muy útil para determinar los componentes de una estructura flexible, analizando cada capa de acuerdo a sus propiedades y composición. La prueba consiste en caracterizar cada una de las capas analizando sus características propias de cada material

Cuando un material es expuesto a la intemperie es afectado por diversos elementos, entre ellos, la luz del sol, la lluvia, la temperatura y los rayos UV. Determinar el comportamiento del material a través del tiempo, permitiendo pronosticar su vida útil como material de envase. Los efectos que presenta un material polimérico son: decoloración, resquebrajamiento (stress craking), oxidación y caída de pintura o recubrimientos

En general, la habilidad de un sustrato para retener tintas, recubrimientos, o adhesivos está directamente relacionado a su tensión superficial.

Este procedimiento evalúa una gota de agua colocada sobre una superficie de un material polimérico, la tensión superficial de un material incide directamente en la capacidad de retener tintas de una impresión o algún recubrimiento, una tratamiento comúnmente utilizado en la industria de la películas flexibles es el Tratamiento Corona, el cual consiste en un bombardeo eléctrico sobre la superficie del material.

error: Content is protected !!